Giuseppe Camaleone

Giuseppe era matón de una mafia italiana. Harto de los oscuros negocios decidió dar rienda suelta a su pasión, la ilustración infantil. Para comenzar una nueva vida emigró a Chile, trayendo únicamente su maravilloso portafolio. Lamentablemente se equivocó de destino y tras presentarse sin suerte en numerosas editoriales, tuvo que regresar a su antiguo oficio. Luego de meter a Don Nicolás en la bolsa y entregarlo a su cliente, se encerró por 10 días a escribir e ilustrar un bello cuento: “¿Quién se robó a Santa?”. El cuento sería enviado a un concurso internacional y ganaría el millonario premio. Las Editoriales Chilenas se arrepentirían por el resto de sus días.

4 comentarios:

Blogger Fede ha dicho...

Es lo que siempre pasa... Ilustradores talentosos que se tienen que dedicar a secuestrar viejos disfrazados de Santa Claus (Papá Noel por estos pagos)... Lo que es el tercer mundo...

30 de abril de 2007, 18:22  
Blogger paloma ha dicho...

Asi esta la cosa. Pero hay que trabajar secuestrando viejos para comprar lapices con punta.

1 de mayo de 2007, 5:12  
Anonymous j. ha dicho...

En general, todo lo aartístico no tiene mucho futuro en Latinoamerica, o sea, con suerte pescan a los genios artísticos siempre y cuando ya se han llevado un nobel o algo parecido.

En fin, mientras se sea feliz. Yo espero algún día vivir de lo que escribo o dibujo. Pero, para eso falta todavía.

¡Saludos!

1 de mayo de 2007, 9:21  
Blogger Alfredo ha dicho...

uff quede con ganas de leer Quien se robo a Santa? , la ciudad en el fondo quedo muy bakan

saludos

2 de mayo de 2007, 12:34  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal